lunes, 22 de marzo de 2010

POLICIAS AYUDARON A ESCAPAR A SICARIOS, TRAS EL ENFRENTAMIENTO CON EL EJERCITO EN MONTERREY



El gobierno federal profundizará las investigaciones para tratar de esclarecer la muerte de Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo, ambos estudiantes de excelencia del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), el pasado 19 de marzo en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, quienes fueron ultimados a tiros al quedar en medio del fuego cruzado cuando militares y sicarios sostuvieron una balacera frente a las instalaciones de ese centro de estudios.


A través de dos escuetos comunicados, tanto Presidencia de la República, como la Secretaría de Gobernación lamentaron la muerte de estos dos estudiantes, de maestría y doctorado del Tec de Monterrey, quienes estuvieron en el lugar y momento menos indicados, en el cumplimiento de su tarea académica, que los había llevado a ser becados por su destacada labor de estudiantes.

“De acuerdo con la Segob, eses día, el pasado 19 de marzo, el Cuartel General de la 7/a Zona Militar recibió una denuncia ciudadana que alertaba a las fuerzas castrenses que en el bar “Valentona” se encontraban individuos armados.

“De inmediato, dice un tercer comunicado, el personal militar se trasladó a dicho lugar. Sin embargo, en el camino una camioneta se emparejó y, al realizar una maniobra peligrosa, fue seguida por la unidad militar. Momentos después, ya sobre la avenida Eugenio Garza Sada, desde la camioneta comenzaron a disparar .

“Ante ello, continúa el boletín oficial, los efectivos militares repelieron la agresión en las inmediaciones del Tec de Monterrey. Al momento en que el vehículo de los agresores se detuvo, parte de los delincuentes huyeron rumbo a la entrada de esta institución educativa y los restantes al crucero de las avenidas Garza Sada Sur con Luis Elizondo, donde varios de ellos fueron recogidos por una patrulla tipo pick up, aparentemente de la policía local, la cual se dio a la fuga.

“Simultáneamente a estos hechos, arribaron más camionetas con agresores que comenzaron a atacar desde diversos puntos con granadas y armas de fuego al personal militar. Esta situación propició que los efectivos militares buscaran nuevos lugares de protección y desde donde contraatacar a los agresores, en tanto llegaran refuerzos al lugar de los hechos.

“Una vez controlada la situación, arribó al lugar del enfrentamiento el A.M.P.F.C. (Agente del Ministerio Público Federal), personal de peritos en balística y del SEMEFO, para recabar evidencias, levantar los cuerpos y dar fe de los hechos.

“Asimismo, durante el enfrentamiento resultó herido un elemento militar, mismo que fue trasladado de inmediato para su atención médica, encontrándose estable.

“Al realizar una inspección del área se aseguraron 4 armas largas (1 fusil automático calibre 7.62mm. y 3 carabinas calibre 5.56mm.), 799 cartuchos de diferentes calibres, 25 cargadores para diferentes armas, 2 granadas de fragmentación, 44 cascos calibre .308, un vehículo y diversos artículos. El armamento, municiones, cargadores, granadas y diversos artículos fueron puestos a disposición de las autoridades competentes, para que se inicien las investigaciones correspondientes”, concluye el comunicado..

Este comunicado, con la narración de lo acontecido ese día, omite mencionar en algunos de los párrafos, el momento en que los estudiantes del Tec fueron abatidos y, en consecuencia quienes serían los responsables de sus muertes o a quienes se dirigirán las investigaciones; aunque según la agencia española EFE, habrían sido los militares quienes impactaron a los dos universitarios.

Rectifican la información

Desde anoche, tanto el rector del Tec, Rafael Rangel Sostmann, como el gobernador de la entidad, Rodrigo Medina de la Cruz, rectificaron la información que se había dado en primera instancia por parte de la Procuraduría General de Justicia de la entidad y apuntaron que las dos personas caídas durante el enfrentamiento del viernes no eran sicarios, si no dos estudiantes del ITESM

Rafael Rangel, corroboró la identidad de los occisos, “ambos alumnos de posgrado” de la universidad que “han sido reconocidos por sus familiares en el Servicio Médico Forense como las personas fallecidas durante el enfrentamiento mencionado”.

El rector del TEC señaló que la noche del enfrentamiento los alumnos se encontraban estudiando en la universidad, que ambos contaban con beca de excelencia y registraban un destacado desempeño académico cuando les sorprendieron los disparos que acabaron con sus vidas.

La primera versión de los hechos, que apuntaba a que las víctimas eran sicarios, “estaba basada en información que proporcionó el Procurador General del Estado, Alejandro Garza y Garza, al rector del Campus Monterrey, Alberto Bustani”, indicó Rangel en la nota, al tiempo que lamentó el error y asumió la responsabilidad de haber dado la misma como verás.

En conferencia de prensa, el gobernador Rodrigo Medina sintió que los hechos le estén pegando a gente inocente, porque “la ciudadanía no se puede ver afectada” por las acciones de los militares, dijo.

“Solicité de manera muy respetuosa al Ejército mexicano, y nosotros vamos a colaborar en ese propósito, (…) poner extremo cuidado en los operativos”, añadió el mandatario de Nuevo León.

Al mismo tiempo, Medina de la Cruz admitió que entre los integrantes de la delincuencia organizada, que en días recientes han sembrado temor en la ciudadanía, existen policías, los cuales ya están identificados y se irá contra ellos de manera decisiva.

Sin embargo, el mandatario estatal no precisó los detalles de la averiguación que tiene en su poder como nombres, corporaciones policiacas y número de elementos implicados.

“Todavía no tenemos un número exacto, la información está fluyendo, no es un número grande o importante, sin embargo, estamos haciendo investigaciones a cada minuto para que si hay más información o procedan más nombres, poder ir contra ellos”, afirmó Rodrigo Medina.

Se informó que las autoridades de Nuevo León ya preparan una purga en las corporaciones policiacas del estado y los municipios.

El mandatario nuevoleonés advirtió que no bajarán la guardia ante la inseguridad que existe en el estado. “Vamos a continuar en el combate contra el crimen, nos estamos reforzando y estamos actuando de manera coordinada para hacerle frente a estos actos desesperados de los criminales para tratar de poner a la ciudadanía contra las autoridades para provocar hartazgo y rechazo”, aseveró.

“Es muy importante que la población sepa que no vamos a bajar la guardia, que no nos vamos a echar para atrás y que vamos a seguir”, reiteró.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...