domingo, 21 de marzo de 2010

LOS JOVENES ASESINADOS DEL TEC DE MONTERREY FUERON EXELENTES ACADEMICOS



Monterrey.- Jorge Antonio Mercado Alonso, de 23 años, y Javier Arredondo Verdugo, de 24, realizaban sus estudios de Maestría y Doctorado en Monterrey, respectivamente. Ambos estudiaron Ingeniería Mecatrónica en el Tecnológico Regional de Saltillo, aunque sólo Jorge Antonio era originario de Coahuila. Javier era de Baja California.

Sus excelentes calificaciones les ayudaron a obtener una beca en el Tecnológico de Monterrey, donde ya estaban a punto de graduarse en Sistemas de Manufactura, dijo Rosa Elvia Mercado Alonso, madre de Jorge Antonio, a la prensa local. José Antonio Mercado participaba en el grupo de desarrolladores de un proyecto de un auto híbrido solar del Tec de Monterrey.

De acuerdo con un perfil en la rede social Facebook del Tecnológico, Mercado aparece como integrante del proyecto de desarrollo de “concepto de vehículo híbrido con motor Stirling y energía solar térmica: HYBCAR-ST”, liderado por el doctor Noel León.

Jorge Antonio además era deportista: en su perfil en Facebook hay fotos de él en pruebas de atletismo y en la página deporte.org.mx, se encuentra el nombre del chico como participante en la competencia de garrocha en la categoría sub-20, representando al estado de Coahuila en la Olimpiada Nacional 2005.

Sobre Javier, en el sitio web del Instituto Tecnológico de Saltillo se hace referencia a él: se graduó con la generación LXXVII y recibió un reconocimiento por su mejor promedio en la carrera de Ingeniería Mecatrónica.

Ambos son recordados en la red social Facebook “Descansen en Paz, Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo”.

Los creadores invitan a los alumnos del Tecnológico de Monterrey a que vistan de negro este lunes 22 de marzo, en señal de luto por sus compañeros. El viernes 26 realizarán una manifestación pacífica afuera de la rectoría. Los cuerpos de ambos siguen en Monterrey y este domingo serán entregados a sus familiares para que los lleven a sus lugares de origen.

El día de la balacera, según versiones de algunos compañeros, los jóvenes se encontraban en el campus revisando sus tesis. Tardaron varias horas en el campus y a su salida, durante la madrugada, fue cuando se encontraron con la balacera entre los elementos del Ejército y una banda de delincuentes.

Según declaraciones hechas a la prensa local, cuando Rosa Elvia supo del tiroteo, lo primero que hizo fue buscar a su hijo. Le marcó en varias ocasiones pero ante la negativa de respuesta, decidió viajar a Monterrey. Allí, tuvieron que trasladarse al Servicio Médico Forense para reconocer el cuerpo de su hijo y de su amigo.

"Quiero que se aclare que él no era ningún sicario, que es falsa la información que dieron a los medios de comunicación. Ellos eran unos estudiantes ejemplares y no es justo que estén manchando la imagen de ellos”, informó el diario El Norte.

Este domingo la Secretaría de Gobernación emitió un comunicado en el que expresó sus condolencias por la muerte de los jóvenes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...