martes, 30 de marzo de 2010

CONTRADICCIONES EN LAS INVENSTIGACIONES SOBRE LA MASACRE DE JOVENES EN DURANGO



A tan sólo unas horas de haberse registrado la masacre en un poblado de la sierra de Durango, donde 10 menores fueron ejecutados a balazos y granadazos, las autoridades de seguridad del estado se contradicen sobre cómo ocurrieron los hechos.

La versión original emitida por la propia Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) el domingo por la tarde, aseguraba que los diez adolescentes habían sido asesinados luego de que no hicieran “alto” en un falso retén, lo que provocó que los delincuentes abrieran fuego contra ellos.

Sin embargo, Juan Rafael Rosales Sida, titular de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), informó ayer que el reporte que llegó originalmente de Pueblo Nuevo fue que en una camioneta pick-up viajaban 12 personas, entre ellas dos señoras, mismas que los presuntos sicarios bajaron antes de rafaguear el vehículo y lanzarles unas granadas para causarles la muerte a los tripulantes.Hay testigos

Agregó que, aunque no está confirmado, se presume que las señoras -que quedaron vivas, que son testigos del hecho violento y que se omiten sus nombres por cuestiones de seguridad- pudieran ser madres de algunas de las niñas que fueron masacradas, de las cuales por lo menos una estaba embarazada, según el reporte forense. El hecho se registró en los límites de Durango y Sinaloa.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...