viernes, 26 de marzo de 2010

BALACERAS IMPARABLES EN NUEVO LEON




Cerralvo se convirtió en un campo de batalla, cuando elementos de la Marina se enfrentaron a balazos con sicarios que se desplazaban en una decena de vehículos; el saldo fue de seis delincuentes muertos.

José Esteban Quintanilla, alcalde de Cerralvo, informó que al filo de las 11:00 horas se registraron tres balaceras en el fraccionamiento Los Álamos. La refriega duró unos 40 minutos y el número de muertos podría aumentar hasta 14.

El temor se apoderó de los habitantes de esta población, 82 kilómetros al oriente de Monterrey, desde el inicio de semana, ya que un convoy de presuntos delincuentes hacía rondines.

“Temíamos que pasará algo así o quizá peor”, comentaron vecinos, sin atreverse a dar más declaraciones.

Este mes la violencia escaló en Nuevo León, al registrarse constantes enfrentamientos entre células del narco y las fuerzas federales, así como bloqueos a las principales vías del área metropolitana. A principio de semana, el gobernador Rodrigo Medina aseguró que habían arribado a la entidad elementos federales, para reforzar la seguridad.

Los hechos

En un comunicado, la Marina informó que “personal naval realizaba patrullaje terrestre y aéreo, detectando un convoy con sujetos en actitud sospechosa que viajaban en varias camionetas”. Los marinos les marcaron el alto, cuando circulaban a la altura del rastro municipal, pero el grupo respondió con disparos, lo que desató el enfrentamiento.

El resultado final es de seis delincuentes muertos y el aseguramiento de seis camionetas, 15 armas largas y 10 cortas, dos granadas, 103 cargadores para arma larga, 33 cargadores para pistola, dos chalecos de protección balística, tres cascos, 11 radios de comunicación, 12 teléfonos celulares, fornituras y munición diversa. La zona donde ocurrió la balacera fue resguardada por personal de la Marina, apoyado desde el aire por dos helicópteros.

Asimismo, hubo una fuerte movilización sobre la carretera que comunica a ese poblado con el municipio de General Treviño. Acudieron al lugar agentes del Ministerio Público Federal para realizar los trámites correspondientes.

Aparecen y se esconden

El director de Policía de Santa Catarina, Eduardo Murrieta, y el presunto narcomenudista Marcelo Adrián Lucio Barajas, reportados como desaparecidos desde el domingo, ya fueron localizados “pero se encuentran escondidos por seguridad”, dijo gente allegada a ellos.

El alcalde de Santa Catarina, Gabriel Navarro, negó que Eduardo Murrieta se encuentre desaparecido, pero dijo que no daría a conocer su ubicación por cuestiones de seguridad.

El mando fue citado a declarar, luego de que marinos afirmaron que el domingo le entregaron en custodia a dos detenidos, uno de ellos herido y al día siguiente el otro fue hallado muerto.

Ayer, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) confirmó que estableció contacto con Marcelo Adrián Lucio Barajas y lo conminó a presentarse ante las autoridades.

Minerva Martínez Garza, titular de la CEDH, dijo que “familiares de esta persona acudieron al organismo para solicitar auxilio en su búsqueda”. Mientras reportaban su desaparición recibieron una llamada que les avisó que Marcelo estaba en el domicilio de otro familiar.

Por petición de la familia, personal de la la Comisión Estatal de Derechos Humanos acudió al domicilio a verificar la veracidad de esta llamada y confirmó que se trataba del desaparecido.

“Posteriormente, la Procuraduría de Justicia del Estado acudió al domicilio, pero ya no pudo encontrarlo”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...