lunes, 30 de noviembre de 2009

LA DECAPITARON "LOS ZETAS" POR ANDAR CON "LOS PELONES"




La joven decapitada y encontrada la media noche de este domingo estaba identificada ya que declaró días antes en la Procuraduría de Justicia en el Estado en relación al asesinado del comandante Miguel Ángel Puch de la Cruz, pues dio a conocer apodos de los sicarios que participaron.

En un hecho más del crimen organizado y que esta vez causó pánico en Benito Juárez, la joven encontrada decapitada en un camino de terracería atrás del campo deportivo Candelario Lira, ubicado en la Supermanzana 74, respondía en vida al nombre de Greisi Lizbeth Vargas Rivera, de 19 años de edad, originaria de Tampico, Tamaulipas, y se dedicaba a la prostitución.

En relación al caso, la ahora occisa fue encontrada cerca de la media noche de este domingo degollada y la cabeza se la dejaron entre el abdomen y los pechos, asimismo, entre esa separación tenía un narcomensaje escrita en cartulina que decía; “Se hizo el mierdal, esto les va a pasar a todos los panochones como taxistas, vecinos y ley, y lo que resulte que anden poniendo a los Zetas”.

Greisi Lizbeth Vargas Rivera en días pasados fue detenida por elementos del Ejército Mexicano en la Supermanzana 50, luego que catearon el domicilio ubicado en el lote 11, manzana 66 tras una llamada anónima, pues vecinos reportaron que metieron a la fuerza a una mujer en el domicilio; a su llegada de los militares, detuvieron a un presunto sicario con posesión de varias dosis de droga.

En ese entonces la mujer degollada quedó a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR), misma que no tuvo alguna responsabilidad para fincarle, por lo que solamente la presentaron ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) para que rindiera su declaración en relación a la ejecución del comandante de la policía preventiva porque el sicario que detuvieron era uno de los que presuntamente participó en el asesinado.

La joven decapitada señaló que estaba encerrada en un cuarto y escuchó los apodos de los sicarios; asimismo, comentaban que todo les habían salido excelente en la muerte del comandante Miguel Ángel Puch de la Cruz.

DESPROTEGIDA
A Lizbeth Vargas, hoy occisa, luego de su declaración ante la autoridad estatal, la Procuraduría General de la República (PGR) la dejó en libertad y desprotegida, aún cuando debió arraigarla como testigo protegido por las declaraciones que había hecho en relación a la ejecución del comandante de la policía municipal y de los sujetos integrantes del brazo ejecutor del crimen organizado, según señalaron autoridades.

Sin embargo, días después fue levantada por los sicarios de nueva cuenta para privarla de la vida en la forma más horrenda. De acuerdo a la versión de la Procuraduría de Justicia del Estado la asfixiaron envolviéndole el rostro con una venda y encima cinta industrial.

Ya asfixiada la degollaron, luego trasladaron su cuerpo atrás del deportivo Candelario Lira, sobre un camino de terracería, donde el vehículo pasó a 30 metros de una caseta de la policía municipal ubicada en la colonia Leona Vicario, Supermanzana 74, posteriormente la dejaron abandonada a 30 metros más aproximadamente sin que el uniformado se haya dado cuenta del automóvil que estaba estacionado y sus ocupantes tuvieron el tiempo para bajar y acomodar el cuerpo.



¿Quién era?
> Greisi Lizbeth Vargas Rivera en días pasados fue detenida por elementos del Ejército Mexicano en la Supermanzana 50 junto a un supuesto sicario.
> Quedó a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR), misma que no tuvo alguna responsabilidad para fincarle, por lo que solamente la presentaron ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) para que rindiera su declaración.
> La joven señaló que estaba encerrada en un cuarto y escuchó los apodos de los sicarios que participaron en la muerte del comandante Miguel Ángel Puch de la Cruz.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...